P10204911-e1306839478364-768x1024.jpg


El boletus es, sin duda, el rey indiscutibles de las setas de otoño. Pero, más allá del boletus, existe una gran variedad de hongos comestibles que pueden ser preparados de una manera atrevida y diferente y representan una buena opción para mantener la línea que hemos conseguido durante el verano considerando el reducido contenido de grasas y de hidratos que contienen.

En dommoKitchen hemos descubiertos estos: níscalos, rebozuelos, senderuelas, setas de pinos y cardos, con los cuales hemos preparado unos platos que combinan ingredientes insólitos. Algunos ejemplos? Mero con crema de lavanda, panceta y lepiotas que se basa en el contraste entre la suavidad de la lavanda y la robustez de las setas y del caldo de carne con el cual salseamos el pescado; o un huevo pochado con caldo de setas sobre brioche que se empapa del rico sabor del caldo.

Los varios platos con setas serán disponibles a partir de septiembre en nuestra carta.

Comment