Sopa-de-piña-y-anís-con-sorbete-de-limón-y-manzana1-494x370.jpg


La mejor forma de terminar una comida es con un buen postre. Y aunque estemos cuidando nuestra dieta, disfrutar de ello no es un problema.

Un postre natural, fresco y nutritivo es la fruta. Y si sabemos como transformarla podemos obtener resultados sorprendentes.

La fruta nos aporta ese sabor dulce que nos sirve como base para elaborar granizados, sopas frías, gelatinas e incluso crujientes. Podemos preparar una ensalada de frutas rojas y acompañarla con un granizado de melón (zumo de melón en el congelador removiendo hasta obtener el granizado) o bien una sopa de fresas con mango y yogurt. También podemos acompañar algún postre con ralladura de chocolate (mejor con mayor porcentaje de cacao) como la gelatina de naranja (zumo de naranja, azúcar y gelatina neutra).

Una idea más! Sopa de piña aromatizada con anís, acompañada de hinojo confitado. Solo hay que triturar la piña limpia, añadir unos granos de anís y reservar en frío una hora. Por otra parte, preparar los dados de piña con miel de palma sobre estos, el hinojo confitado (cocer en agua con azúcar, hasta que esté transparente) y por último la sopa de piña.

Una forma fresca, atractiva y sorprendente de toma fruta.

*Imagen: Sopa de piña y anís con sorbete de limón y manzana.

Comment