Imagen 4


Tal y como os contamos ayer, la carta de primavera de dommoKitchen presenta muchos platos con flores.

Aunque pueda parecer una moda de hace pocos años, lo cierto es que el uso de flores en la cocina se remonta a tiempos inmemoriales. En diversos países de Oriente, se usan desde tiempos antiquísimos las flores de rosa, del naranjo y el limón como condimento de deliciosos platos y como ingrediente de confituras. En los países bañados por el mar Mediterráneo se conoce más el uso culinario de las flores de calabaza y calabacín, bien de primer plato como de guarnición, rellenas, fritas, etc. La cultura gastronómica mexicana siempre ha destacado por los manjares de flores, aunque con el tiempo se ha ido perdiendo.

Por sus llamativos colores y texturas, estimulan los sentidos. Son innumerables las flores que se emplean; desde pétalos de rosa recién cortados, magnolia, jazmín, flores de azahar, de malva, de mejorana, violetas, la hierba luisa, capuchina.

Si queréis preparar nuestro magret de pato con salsa e frambuesa y aire de rosas, seguid estas indicaciones.

Meter la pechuga con romero en un cazo durante treinta minutos. Marcarla en plancha  a fuego lento, dejándola cruda en su interior. Cortarla en tiras y hornear a 200º, 5 minutos antes de servir.

Para preparar la salsa de frambuesa, necesitamos cocer el caldo de carne, añadir las frambuesas y triturar. Sazonar con pimienta y azúcar y cocer hasta la textura deseada.

El aire de rosas es seguramente lo más interesante del plato; para prepararla se utiliza lecitina de soja, azúcar, agua y esencia de rosas. La mezcla se estos ingredientes y el utilizo de una batidora nos permitirá obtener una espuma consistente.

El todo va aliñado con aceite de jengibre que se obtiene con una infusión jengibre fresco pelado con aceite de oliva suave y presentado sobre una base de un rico cus-cus de maíz.

Bon appetit!

P1010967-1024x768.jpg


Comment