P1020071-1024x768.jpg


Hoy en dommoKitchen ha sido el día de experimentar. Por eso somos un gastrolab, ¿no? Y hemos decidido experimentar preparando varios tipos de pan.

Es muy divertido meter las manos en la masa, jugar con la harina, y mezclar los varios ingredientes. Lo mejor de todo: el olor, desde que empieza a tomar color en el horno hasta que sale, calentito y crujiente, ummm…

Han salido riquísimos, todos un éxito.

Y lo mejor? Untarlos con las varias mantequillas que Roberto ha ido preparando: de parmesano, de pimentón, de semillas, de aceitunas negras.. Que ricas todas!

El pan es un alimento con mucha historia: base de la dieta tradicional en Europa, Oriente Medio, India y América, remonta sus origines a la prehistoria. Los romanos eran verdaderos aficionados del pan y sus ciudades estaban llenas de hornos públicos para su cocción.

En la Edad Media empiezan a elaborarse distintos tipos de pan ante la escasez de trigo, y como consecuencia de ello comienza su comercio; el pan blanco era un privilegio de los ricos y el pan negro de cebada, centeno o avena era para el resto de la población. Se hacía a mano, en el propio hogar o en hornos públicos.

Hasta llegar a las múltiples variedades de nuestros días: panes sin levaduras, de masa ácida, levados, planos, sin gluten, al vapor, fritos, etc.

Independientemente de cómo esté hecho, es difícil  no caer en la tentación de un buen pan!

P1020070-1024x768.jpg


Comment