ENSALADA DE PERDIZ ESCABECHADA[3]

Para hacer más llevadero este calor, os contamos como preparar una ensalada fresquita de perdiz escabechada. ¡Una receta rápida y perfecta para estas temperaturas! Todos los ingredientes son fáciles de conseguir en el mercado y además algunos podéis sustituirlos por otros que os gusten más.

Necesitarás:

- 1 tarro de perdiz escabechada - 15 pistachos - 1 escarola - 3 tomates cherry - Brotes frescos de rúcula y mostaza - Jengibre fresco - 1 rábano - 2 gr. agar-agar - 3 naranjas de zumo - Mostaza de Dijon - Aceite Oliva Virgen Extra (AOVE) - Escamas de sal - Reducción de Pedro Ximénez (PX)

Lavamos bien las hojas de escarola y los brotes de rúcula y mostaza, secamos y troceamos con la mano. Reservamos. Por otro lado picamos en daditos los tomates cherry, picamos los pistachos y reservamos.

Rallamos un poco de la raíz de jengibre, únicamente para darle aroma. Tened en cuenta que es bastante potente en olor y sabor. A continuación lavamos el rábano y lo cortamos en finas láminas. Reservamos.

Para hacer la salsa mezclamos la mostaza de Dijon y el AOVE. Mas o menos, las medidas son: 2 cucharadas soperas de AOVE por cada cucharada de mostaza, pero podéis aderezarla a vuestro gusto.

Preparamos un zumo con las 3 naranjas y lo colamos. Lo llevamos a ebullición y añadimos el agar-agar, removemos durante un minuto y lo vertemos sobre un recipiente para hacer una gelatina de zumo natural de unos 0,5 cm de altura. Dejamos enfriar en el frigorífico, desmoldamos y cortamos en cuadritos. Han de ser perceptibles en el plato.

Presentación:

Dispondremos la ensalada sobre un plato hondo. Con la ayuda de un aro, colocamos en primer lugar la escarola y los brotes de rúcula y mostaza. Añadimos la perdiz escabechada y retiramos el aro. Con cuidado vamos colocando los dados de gelatina de naranja, los pistachos troceados y un poco de la ralladura de jengibre. En un lateral ponemos la lámina de rábano con una gota de reducción de PX y unas dos cucharadas del escabeche en el plato. Por último añadimos con un biberón unas trazas de la emulsión de aceite y mostaza. Terminamos con escamas de sal al gusto.

Un plato delicioso, fresco y ligero.

¡Que aproveche!

Comment