Guest Star es un pequeño lujo que nos damos de vez en cuando. Invitamos a grandes creativos a pasar una semana con nosotros para que nos den su opinión acerca de nuestro trabajo y para compartir puntos de vista acerca de la publicidad.
Como no nos ponemos de acuerdo en una única descripción de André os damos cinco.

1. "Nos dijeron que André Matarazzo iba a venir a la agencia y lo primero que hice fue googlearle. Google me corrigió porque había escrito mal su apellido y luego pude ver quién era.
No teníamos muy claro en qué iba a consistir eso del Guest Star, ni en si era tan Guest Star que solo lo íbamos a ver de lejos. Pero al final fue más guest que star y compartió con nosotros de una forma muy cercana su experiencia en agencias de todo el mundo."

2. "Me preguntan por aquí que qué me pareció Andre Matarazzo. ¿André Matarazzo? Igual se refieren a aquel señor que apareció un lunes en la agencia cargado de tatuajes y sonriendo como si lo fueran a prohibir, que hablaba con nosotros dispuesto a tirarse de cabeza a nuestro barro y que el mismo viernes se fue diciendo que no éramos creativos, si no que éramos inventores.
Sí. Seguramente se refieren a él.
- Pues parecía buena gente."

3. "Agustín nos dijo (nos prometió) que iba a venir un genio de la publicidad internacional: premios, novia francesa, bajito, copa de coñac en la mano, bulldog francés, todos los trucos. Agustín mintió: vino un chaval tirando a guapo, alto, todo tatuado y sin perro, simpático como el demonio, que hablaba con todo el mundo y reía de todo. Vamos a quejarnos a Agustín y el tipo insiste: “Ese era André Matarazzo”. Nada, sigue mintiendo."

4. "Hola. Me han obligado a escribir algo sobre André Matarazzo. Les he dicho una y mil veces que esa semana yo estaba fuera, no lo conozco. Me dicen que les da igual. No pienso escribir nada."

5. "Me dijeron: el próximo lunes viene André Matarazzo. Pero el jueves antes, a las 14:30h y con la lechuga en el diente, alguien preguntaba por mí en recepción... Pensé: ¿Un proveedor a estas horas? ¿Un amigo? ¿Una sorpresa? Pues sí, se trataba de una sorpresa, pero ninguna de las que me esperaba, ahí estaba André Matarazzo, con su mochila a la espalda y con una sonrisa puesta de oreja a oreja.
- ¡Hola! Pasaba por aquí y quería saludar.
Y así es él, espontáneo, libre, ¡feliz!"

Comment