Hay muchos valores claves para la construcción de marcas y sin duda, la credibilidad, es uno de los más importantes hoy en día. Ante la avalancha de marcas existentes y de estímulos a los que cada día los seres humanos (y compradores) nos enfrentamos, la credibilidad de alza como una de las claves generadoras de confianza y fidelidad.

Es importante, y también, difícil de conseguir. Y lo es porque la credibilidad no se regala, sino que se gana. La credibilidad la otorga la sociedad y en ocasiones, las que menos, el mercado en si mismo. Desde las agencias y los equipos de marketing y comunicación, poco se puede hacer para lograr la credibilidad en si misma, ya que es la gente la que acepta que eres creíble.

La credibilidad es vital. Piensa en las relaciones humanas. ¿Verdad que no confiarías en un amigo que, en repetidas ocasiones, te miente y te falla? ¿Verdad que no te gustaría que cuando hablases, la atención de tu equipo se desviara y sus ojos se dirigieran a cualquier otro sitio menos a tus palabras? ¿Verdad que no volverías a votar a un presidente cuyas actos reflejen tiranía y desprecio hacia su pueblo?

La credibilidad es necesaria, aun más cuando te postulas a ser líder, a crear categoría o romper el mercado. Ser una marca creíble significa mucho. Significa ser auténtico, sin artificios, y comportarse de una manera veraz. Significa ser honesto; honesto para el staff, para la sociedad, para los consumidores, y para la marca en sí misma. Significa ser coherente con lo que se hace y con lo que se dice. Significa ser justo y responsable hacia el consumidor. Significa hablar con respeto de los competidores, pero con fuerza y liderazgo de uno mismo. Significa no abandonar en el camino y ser fiel a lo que se hizo. Significa guiar hacia el futuro sin miedo. Y por supuesto, significa querer ser creíble para ser creíble.

Hoy la credibilidad es un valor escaso en las marcas. Solo bastaría preguntarle a cualquier persona a pie de calle si confiaría en alguna marca sus secretos y tesoros… Seguro que no hay muchos voluntarios. Pero la credibilidad hoy, en más que necesaria si quieres conseguir preferencia y fidelidad.

Hay muchas marcas que han caído en descrédito, y ahora luchan por volver a recuperar su lugar. Pero es complicado. Una vez que se pierde, y alguien te ve como poco creíble, hay que hacer un esfuerzo doble en volver a recuperarla.

Por ello, confiamos en la credibilidad como base de la construcción de marca y creemos que la mejor estrategia para conseguirla, es nunca perderla. Es tan fácil cómo preguntarte: ¿te gustaría que te hicieran lo mismo?

Thinked by Jesús Melero.

Comment