La ciudad italiana exporta su automóvil más pequeño en una tradicional bola

   de recuerdo a tamaño real

 

12·5·08. El nuevo Fiat 500 sale de nuevo a la calle para acercarse a su público de una manera diferente y simpática. En esta ocasión, ha adoptado la forma de la clásica bola de cristal turística que todos hemos visto alguna vez con el Coliseo de Roma o la Torre Eiffel en su interior. La que acaba de llegar a Sevilla, albergará al nuevo icono de la ciudad de Turín: el nuevo Fiat 500. Este novedoso souvenir está encerrado en una esfera de cristal que llega a los seis metros de diámetro en su ecuador y que tiene una base de cuatro metros.

Además, varios motores mueven el confeti plateado del interior, como en la bola de cristal original.

La bola de recuerdo con el Fiat 500 está situada en el centro comercial Aire Sur de Sevilla y estará expuesta hasta el 19 de mayo.

Comment