Nadie renuncia a un bucket de pollo con seis salsas por miedo a ensuciar una camiseta, pero la agencia creativa dommo y la cadena de restaurantes de Kentucky pensaron en cómo mejorar la experiencia con sus clientes y se les ocurrió diseñar un polo que repele las manchas. Una prenda de ropa a la que le resbale, literal y metafóricamente, las exquisitas salsas pensadas desde los cuarteles generales de la firma. 

dommo contactó con sepiia, una marca española que diseña ropa inteligente, y surgió la magia: una colección cápsula de cuatrocientos polos elaborados con tejido de tecnología hidrofóbica y oleofóbico que repele las manchas. PoloPolo, con el icónico muslo de KFC bordado en la zona frontal y a un precio de 65 euros, es la primera incursión de la compañía en el universo de la tecnología textil. Y esperemos que no la última. 

Pero, como las buenas noticias nunca vienen solas, este milagro tecnológico coincide con el lanzamiento de Kentucky Dip, un bucket de pollo deshuesado con seis salsas creado para dippear. KFC presenta su producto más arriesgado –a nivel higiénico- y aporta la solución –a nivel textil-. Los polos se pueden adquirir a través de esta web

Comment