¿Alguien piensa que el exterior siguen siendo las vallas que nos encontramos por la calle? No. Resulta que el “exterior” ha pasado de ser un eslabón más de la cadena a ser el germen de muchas de las campañas que podemos ver hoy en día a nuestro alrededor. Del exterior salen spots, salen virales, salen acciones de ambient, del exterior puede salir todo hoy.

 

Y, eso, son buenas noticias para todos. En dommo, estamos convencidos de que la carrera que nos toca correr ahora es aquella en la que tenemos que intentar alcanzar al consumidor. No es una carrera de medios, sino de saber qué hace aquel a quien quiero llegar. El futuro del medio estará basado tan sólo en la capacidad de cautivar a quien queremos llegar con nuestro mensaje.

Las malas noticias son estas: se ha hablado mucho del famoso 360 grados con el que algunos medios, incluído “exterior” podían confiar en ver la inversión de los anunciantes en sus cuentas de resultados. Para nosotros, la realidad es muy distinta. No es mejor una campaña por aglutinar una pieza de cada medio. Una buena campaña debe utilizar, uno, dos, o treinta medios dependiendo de qué quiera transmitir a quién. Y en un mundo donde parece que el “instant gratification” es el rey, parece obvio pensar que la capacidad de cada medio en conseguir esa gratificación, incluído el exterior, será la llave para saber qué se utilizará más en el futuro.

Afortunadamente existen multitud de fórmulas para conseguir esa famosa  “gratification”. Una campaña viral que comience en el exterior seguro que es una de ellas. Pero, ¿alguien nos puede negar que ver el toro de Osborne por las carreteras españolas no es otra de ellas? 

AV & JMP, Artículo de Opnión, Guía de la Publicidad Exterior IV, El Periódico de la Publicidad

Comment